La crujía oeste había sufrido una importante transformación cerrando la galería alta y convirtiendo su cubierta de teja en terraza, se observan restos del alero y el arco de la sala alta. A la fachada de la sala baja se la había añadido un zócalo de azulejos y completado las yeserías.

Se ha abierto la galería alta recuperando su aspecto primitivo, con cubierta de teja árabe y alero. Se ha  eliminado el zócalo y las yeserías añadidas a la portada principal. Se ha reconstruido la alberca que apareció en las excavaciones arqueológicas y que conserva parte de su pavimento original.

patio_oeste_antes_de_su_restauracion_hotel_casa_morisca  patio_oeste_restaurado_hotel_casa_morisca