Tiene lugar el 15 de Septiembre. Todos los Granadinos llevan sus flores a la Basilica de la Carrera de la Virgen, que es la Patrona de Granada.